jueves, 14 de enero de 2016

PATATAS BRAVAS DE BURGOS


Cuando vamos de viaje me encanta probar las diferentes patatas bravas que ofrecen en cada una de las ciudades,  las patatas bravas que ofrecen Vitoria son espectaculares, pero las de Burgos no están  nada mal. Por ello, decidí navegar por la red para encontrar una receta que se asemejar y después de varias pruebas aquí os dejo mi resultado.

Ingredientes:
-       1 dientes de ajo pequeño.
-       ¼ de cebolla.
-       Una cucharada sopera de harina.
-       Una cucharadita de postre de pimentón dulce.
-       Una cucharadita de postre de pimentón picante.
-       Una vaso de caldo de carne.
-       3 patatas grandes.
-       Aceite para freír.
-       Sal.
Elaboración:
Lo primero que hacemos es lavar y cortar las patatas, las salamos y ponemos en una sartén aceite de oliva cuando veamos que está caliente echamos las patatas, no lo pongáis muy fuerte, ya que corréis el riesgo de que se quemen por fuera y queden crudas por dentro.
Mientras se fríen las patatas vamos a realizar nuestra salsa brava, se echa en una sartén un poco de aceite y el diente de ajo muy picadito. Cuando veamos que comienza a tener color, añadimos la cebolla cortada en trozos pequeños,. Cuando esté bien pochada, añadimos la harina y la cocinamos un poco. A continuación, retiramos la sartén del fuego y añadimos los dos tipos de pimentón, retiramos del fuego para que no se pegue el pimentón. Lo volvemos a poner en el fuego y vamos añadiendo poco a poco el caldo de carne hasta que veamos la textura deseada, no tiene que quedar muy espesa y tampoco muy líquida, aunque eso va a gustos.
Sacamos las patatas, las ponemos en un papel absorbente para quitar el exceso de aceite y le echamos la salsa por encima. Se sirven y ya sólo falta acompañarlas con una buena cerveza.




5 comentarios:

  1. Hola Laura, a mí las patatas bravas me chiflan, ¿y a quién no?
    Me apunto tu versión de las de Burgos que seguro está super buena. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Me encantan las patatas bravas, ese sabor tan rico que queda en la boca, me vuelve loca. Un aperitivo que nos gusta comer siempre.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. adre, pues me metia un par de platos de esos ahora mismo que no te digo yo na lo agusto que me quedaba jajajajajaja, besoooos

    Masito

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola, Laura!

    De nuevo por tu blog comentando.

    Tengo que hacer esta receta, para recordar el sabor del terruño. El pimentón picante, no lo tengo (tampoco me gustan las bravas que piquen, rara que soy, jajaja), pero la cercecita, sí, y encima Mahou, que aquí la traen de importanción.

    ¡Besotes y feliz día!

    ResponderEliminar
  5. Éstas sí que son papas bravas, que se ve cada cosa rara!! un beso y me llevo la receta!!

    ResponderEliminar